Noticias del MIM


El MIM hace noticia, ya sea por sus salas, actividades, itinerancias, alianzas y mucho más.

Entérate acá de todo lo que hace el Museo. 


Tras charla, los profesores experimentaron la “Ciencia Asombrosa” del MIM.

Gran convocatoria tuvo la actividad gratuita para profesores ofrecida por el Museo Interactivo Mirador (MIM) en la cual los participantes reflexionaron en torno a cómo se enseña ciencias en la sala de clases y recibieron herramientas metodológicas para contextualizar el nuevo currículum de ciencias naturales de 1° a 6° año básico.

Ciencia Asombrosa "Se Arrancaron los Electrones

Angélica Aballay, profesora

Los docentes fueron recibidos por la directora del MIM, Orieta Rojas, quien les invitó a usar y aprovechar el museo como un cómplice y aliado para lograr una enseñanza efectiva a través de la experiencia y el asombro.

La primera parte de la actividad estuvo a cargo de la académica de la Facultad de Educación de Universidad Católica, Verónica Astroza, la que explicó los propósitos del Programa de estudios de Ciencias Naturales de Educación Básica, su estructura, orientaciones, finalidad y principales innovaciones, e indicó los cambios que podrían incorporarse a la planificación didáctica de acuerdo a los contextos educativos específicos.

Luego, los docentes realizaron junto a profesionales de la Dirección de Educación del MIM los talleres Ciencias Asombrosas que ofrece el museo como parte de sus actividades complementarias, en ellos pudieron observar experimentos fáciles y entretenidos que permiten despertar la curiosidad y el asombro de los niños en la sala de clases.

Para Angélica Aballay, profesora de sexto a octavo año del colegio Boston College de San Bernardo, este tipo de experiencias entrega más herramientas para tener una buena recepción de los alumnos y cautivarlos con la clase de ciencias, "además, una se da cuenta que por medio de la experimentación y la investigación los estudiantes aprenden realmente y no repiten como loros", señaló.

Otra de las profesoras, Jesica Morales, del Colegio Paicaví de La Florida, destacó que todo observado es aplicable en clases: "El estilo del MIM ayuda mucho a una como profesora porque acá no te enseñan nada que no puedas poner en práctica en el aula. Yo hago clases en un colegio de escasos recursos y se contempla esa situación, porque los experimentos o talleres los podemos hacer fácilmente en nuestros colegios, ya que son con elementos muy simples", comentó.