Nuestra historia 

En 1994 la Primera Dama Marta Larraechea creó la Fundación Tiempos Nuevos, que es parte de la Red de Fundaciones de la Dirección Sociocultural de la Presidencia, orientada al desarrollo y difusión de manifestaciones artísticas y culturales. En ese marco fue ideado el MIM, inaugurado el 4 de marzo de 2000, convirtiéndose en el primer museo interactivo de acercamiento a la ciencia del país.

 

Un laboratorio gigante de ciencias y experiencias

Somos un espacio que ofrece una experiencia de asombro, curiosidad y acercamiento al mundo de la ciencia, mediante una propuesta educativa lúdica, interactiva y de exploración autónoma.

El MIM es un museo pionero, único en Chile y nos hemos convertido en referente en América Latina.

Inserto en un parque de 12 hectáreas en la comuna de La Granja, es un complejo con más de 300 módulos interactivos, instalados en 14 salas y en espacios al aire libre, donde se pueden descubrir distintos fenómenos y principios científicos

 

¿Qué hacemos?

Fomentamos la curiosidad y el acercamiento a la ciencia.

Contribuimos al desarrollo de una cultura científica en el país.

Colaboramos en la formación de pensamiento crítico y transformador, y a despertar vocaciones vinculadas a la ciencia.

Aportamos a la equidad entregando acceso igualitario a experiencias relacionadas con la ciencia.

Ayudamos en mejorar la calidad y equidad de la educación.

 

¿A quiénes nos dirigimos?

A los estudiantes de todo Chile, de jornada diurna y vespertina, a quienes otorgamos acceso gratuito o con tarifa preferencial, según el índice de vulnerabilidad del establecimiento educacional. 

A los profesores, a través del ingreso gratuito o tarifas preferenciales; también con capacitaciones en didácticas de la ciencia y recorridos pedagógicos para que preparen las visitas de sus estudiantes.

A niños, niñas y jóvenes beneficiarios de organizaciones sin fines de lucro orientadas a la infancia y adolescencia, quienes pueden acceder al MIM con tarifa preferencial.

A familias y público en general que visitan el museo, provenientes de la Región Metropolitana, otras regiones del país y el extranjero.

Y a estudiantes, profesores, familias y público general de regiones, a través de las muestras itinerantes del MIM que visitan temporalmente distintas ciudades y localidades del país, bajo el programa “MIM en tu región”.

 

¿Con quiénes nos vinculamos?

Comunidad científica, establecimientos educacionales, universidades, centros de estudio e investigación; entidades estatales vinculadas a la educación y el desarrollo científico. Así también, con redes de museos y centros de divulgación científica.

 

¿Qué nos inspira a seguir?

El MIM se ha transformado en un hito para la ciudad, para la gente, para los establecimientos educacionales, para Chile.

Es un lugar que ha motivado a los niños, niñas y jóvenes a recorrer el camino de la experimentación y la indagación en la ciencia.

Para muchos, el MIM es el principal laboratorio de ciencias y tal vez, en la mayor experiencia científica que conocerán a lo largo de su enseñanza y probablemente en toda su vida.

Para cumplir la misión del MIM, el desafío de conservación no es la de los objetos dentro de un museo, sino el de la experiencia única que ocurre en este espacio, en relación a la ciencia y el pensamiento crítico.