Dos nuevos talleres científicos

MIM desafía a ver las bacterias que tenemos en nuestras manos 

 

“Luz, química y acción” y “Micromundo” se llaman las actividades que funcionarán durante este verano y buscan acercar la ciencia a las personas, las que además serán parte de sorprendentes experimentos.

 

Este verano el Museo Interactivo Mirador (MIM) estrenó dos nuevos talleres en que los visitantes pueden convertirse en pequeños científicos y científicas, experimentando con los fenómenos químicos que se esconden detrás del arte de la fotografía y sumergiéndose en el intrigante y sorprendente mundo de las bacterias.

En “Micromundo” se someterán al desafío de ver las bacterias que tienen en sus manos, mediante la ayuda de un láser y una gota de agua. Este taller nos introduce en el increíble universo de estos microorganismos que se destacan por ser los seres vivos más antiguos de la Tierra y a pesar de lo que se cree, son fundamentales en el equilibrio de la vida y en mantenernos saludables.

Este taller tiene una duración de 20 minutos, cupo para 40 personas, se imparte en la mañana y en la tarde y está destinado a público general.

En el taller “Luz, química y acción” los participantes desarrollarán sus propias fotografías a partir de dos técnicas fotográficas: la cianotipia y el papel salado; al mismo tiempo se darán cuenta que ambas se valen de la luz y de las reacciones químicas para lograr el artístico resultado final.

De esta manera vivirán la química de una forma diferente, relacionándola con algo tan cercano hoy en día como es la fotografía, e incluso podrán saber cómo explica la ciencia el positivo y negativo de una imagen. Además, realizarán su propia composición fotográfica, luego exponer sus trabajos a la luz del sol durante un tiempo y podrán llevarse el resultado de recuerdo para sus casas.

La actividad está destinada a toda la familia, tiene cupo para 20 personas, funciona cada 20 minutos y se realiza dos durante la mañana y dos en la tarde.

Los talleres de verano se extenderán hasta mediados de marzo, no tienen costo adicional al valor de la entrada y son un complemento a la oferta de actividades del MIM, que cuenta con 14 salas de libre recorrido que abordan diferentes temáticas vinculadas con la ciencia en un estilo lúdico e interactivo, que resulta en una experiencia memorable para niños, niñas, jóvenes, adultas y adultos.

Micromundo 1

Miicromundo 4

Miicromundo 2