Dibujos reprodujeron módulos emblemáticos del museo

 

foto 0000000420140827122833

foto 0000000520140827122833

Seis pequeños artistas, la menor de solo 4 años, fueron premiados entre más de mil 300 participantes, en distintas categorías, por los dibujos de su experiencia MIM durante vacaciones de invierno, en concurso organizado por el Museo interactivo Mirador y auspiciado por Faber-Castell.

Los dibujos reprodujeron la Casa Sísmica, los pelos erizados por la electricidad del Generador de Van de Graaff y las burbujas envolventes.

Casi todos los premiados son de fuera de Santiago, viajaron especialmente al MIM durante sus vacaciones de invierno y ahora para recibir sus premios. La más joven, Fernanda Troncoso Salas, de cuatro años, llegó con sus padres desde San Sebastián; mientras que las hermanas Fernanda y Camila Córdoba Acuña, de diez y ocho años respectivamente, lo hicieron desde Rancagua, y los primos Florencia Canales Peña, de seis, y Eduardo Pérez Peña, de cinco, desde Talagante. El único capitalino es Diego Canales Arriagada, de diez años.

La directora del museo, Orieta Rojas, invitó a los niños y a sus padres a ser embajadores y embajadoras del MIM para que muchos más niños puedan acceder a la experiencia de acercarse al mundo de la ciencia a través del asombro y la curiosidad.

Por su parte, Claudio Aguilar, jefe de Marketing de Faber-Castell Chile, señaló que "esta actividad fue una gran oportunidad para que los padres pudiesen traer a sus hijos y desarrollaran dibujos al aire libre, que promueven la creatividad y el desarrollo cognitivo mientras los niños no están en clases". Además el ejecutivo agregó que "este tipo de instancias generan motivos para salir de las casas en invierno y así los niños puedan adquirir otro tipo de habilidades que no se relacionan a los juegos de video o a la tecnología".

Cada uno de los pequeños recibió una selección de productos Faber-Castell, un diploma y una tarjeta de MIMbresía con la que podrán visitar el museo durante un año y las veces que desee.