Talleres científicos y nuevos módulos interactivos tendrá el MIM este verano

El Museo se prepara para atraer a los visitantes en época estival con diferentes actividades que comienzan en enero.

Dos talleres que transformarán a los visitantes en pequeños científicos y científicas, y quince nuevos módulos interactivos para el Museo y el parque, son algunas de las novedades que el Museo Interactivo Mirador (MIM) tiene para este verano 2016.

En los talleres, que comenzarán dentro de la primera semana de enero, los participantes experimentarán con los fenómenos químicos que se esconden detrás del arte de la fotografía y podrán sumergirse en el intrigante mundo de las bacterias.

En “Luz, química y acción” desarrollarán sus propias fotos a partir de dos técnicas: la cianotipia y el papel salado; al mismo tiempo se darán cuenta que ambas se valen de la luz y de las reacciones químicas para lograr el artístico resultado final. Así, los visitantes vivirán la química de una forma diferente, relacionándola con algo tan cercano hoy en día como es la fotografía, e incluso podrán saber cómo explica la ciencia el positivo y negativo de una imagen fotográfica.

Por otro lado, “Micromundo” nos introduce en el increíble universo de las bacterias, microorganismos que se destacan por ser los seres vivos más antiguos de la Tierra y a pesar de lo que se cree, son fundamentales en el equilibrio de la vida y en mantenernos saludables. Los visitantes se sorprenderán al saber la manera en que convivimos con estos microorganismos o los lugares donde habitan, incluso dentro de nuestro cuerpo; verán con sus propios ojos la cantidad de ellos que tenemos en nuestras manos y a través de un microscopio casero observarlos desde más cerca.

Más módulos interactivos

Entre los nuevos módulos, que se irán incorporando gradualmente durante los próximos meses, destaca “Piano forte”, un instrumento musical de tamaño gigante apto para que puedan interactuar todos los visitantes, pues permite a grandes y chicos crear melodías mientras caminan sobre sus teclas; y “Mesa laboratorio de láser”, donde experimentarán con la reflexión y refracción de la luz en un medio gaseoso. Se sumarán “¿Por qué titilan las estrellas?”, para ver cómo se relaciona este parpadeo luminoso con las turbulencias de nuestra atmósfera; y “Tanque Doppler”, para explorar con la frecuencia y longitud de una onda.

También llegarán módulos nuevos especialmente pensados para los preescolares, en vista de la importancia de acercar la ciencia desde la más temprana edad. Se trata del “Generador de energía”, donde podrán vivenciar cómo es posible producir electricidad a través de un esfuerzo físico; y “Tubo de viento”, basada en el Principio de Bernoulli, donde serán testigos de cómo un objeto puede levitar debido a los cambios de presión

El parque que rodea al Museo recibirá cuatro nuevos instrumentos para su Jardín Musical: el “Contrabajo de campanas”, las “Campanas de Pagoda”, “Rhythm” y “Remolino”, completando en total ocho estaciones para crear hermosas melodías que resuenan al aire libre.

Entre los módulos refaccionados se encuentran la “Pared de clavos”, uno de los clásicos del Museo; “Visión estereoscópica”, relacionado con la percepción visual; y la escultura de arte cinético “Los Penetrables”, del venezolano Jesús Soto, con nuevos ocho mil metros de gomas de colores para vivir una renovada experiencia multisensorial. Finalmente con “Formación de montañas” y “Pliegues  montañosos”, los visitantes podrán experimentar los procesos de orogénesis, responsable de los cambios de relieves en el terreno.

La llegada de estas nuevas estaciones interactivas es parte del proceso de actualización del Museo, que involucró desde trabajos en la infraestructura hasta la museografía y que buscan seguir renovando el asombro de chilenos y chilenas.

MIMVerano

Tubo de viento

mesa laboratorio laser

Jardin Musical 10