Ciencia al alcance de todos y todas

El museo cumple una misión educativa y social sustentada en diversos programas que apuntan a reducir las brechas sociales que persisten en nuestro país.

 

gratuidadesig

gratuiaddes

El Museo Interactivo Mirador (MIM) es el tercer museo más visitado del país, con un promedio de 400 mil visitas anuales, las que en 2018 superaron las 500 mil. De ellas, más de un tercio entró en forma gratuita, acercándose a la ciencia de forma entretenida y con recursos educativos únicos en el país que buscan despertar la curiosidad y la motivación por el conocimiento.

El MIM tiene una misión educativa y social muy clara, sustentada en diversos programas que apuntan a reducir las brechas sociales que persisten en nuestro país. Es así que como parte de su política de equidad de acceso a experiencias vinculadas con la ciencia, otorga anualmente al menos 90 mil gratuidades, beneficiando a niños, niñas y jóvenes en edad escolar provenientes de establecimientos educacionales con alto Índice de Vulnerabilidad Escolar (IVE), como también a más de 10 mil profesores que acompañan a sus cursos.

En 2018 fueron 154 mil estudiantes, profesores y apoderados de establecimientos con alta vulnerabilidad social que visitaron el museo con entrada liberada, lo que sumado a las 92 mil personas que visitaron alguna de sus muestras interactivas en regiones y los adultos mayores y docentes que también ingresan con costo cero, suman un total de 256 mil personas que disfrutaron del museo en forma totalmente gratuita.

Mediante estas y otras iniciativas el MIM cumple con su misión de acceso igualitario a una experiencia única en el museo interactivo de ciencias más importante del país, contribuyendo así a la equidad en la educación. De hecho, desde que se creó el museo en el año 2000, cerca de 1 millón 800 mil visitantes han sido estudiantes de colegios vulnerables que acceden en forma gratuita, sumado a los 2 millones que conocieron algunas de sus muestras en regiones.

“Nuestra misión no solo consiste en llevar el asombro y entretención de la ciencia, sino que detrás de ello hay una intención de construir puentes con diversos sectores de la sociedad, derribando las barreras geográficas o socioeconómicas, acercando la ciencia en forma gratuita a personas que nunca antes habían visto una exposición de este tipo, y que nuestros compatriotas agradecen”, señala Dalia Haymann, directora ejecutiva del MIM.

Otro de los programas para estudiantes y profesores es el “Museo Nocturno”, en que el MIM abre especialmente cuatro noches en el año, entregando acceso liberado a más de 3.000 alumnos o alumnas con modalidad de estudios vespertina.

Tener profesores más preparados y que traspasen a sus alumnos una metodología basada de que la ciencia poder ser entretenida, también forma parte del foco social del MIM y por eso realiza cursos, talleres y charlas gratuitas para ellos y ellas. Anualmente más de 500 docentes provenientes de diferentes establecimientos educacionales acceden a alguna de estas instancias en distintas regiones del país, actualizando sus conocimientos en ciencias, así como despertando y estimulando el interés de los estudiantes por ella.

A esto se debe sumar el beneficio que desde 2018 otorga entrada liberada a profesores, profesoras y personas de la tercera edad, ampliando la contribución del museo a la sociedad, gracias a iniciativa de la primea dama, Cecilia Morel.

Mediante todos estos programas el museo busca ser un agente de equidad y acceso igualitario a experiencias relacionadas con la ciencia. 

Más información sobre los programas de gratuidad del MIM.