Consuelo Valdés, directora del MIM: “El MIM es la chispa, pero la escuela es la llama”

El MIM, la educación y los museos de ciencia son solo algunos de los temas que abordó en entrevista con periódico de la región de la Araucanía.

 

Consuelo Valdés MIM06

Entrevista directrora 1

 

En el marco de la inauguración de la muestra “El Despertar de los Sentidos” en Victoria, región de la Araucanía, el periódico Las Noticias de Malleco realizó una entrevista a la directora ejecutiva del Museo, Consuelo Valdés, donde expone una serie de ideas en torno al MIM y la educación, que vale la pena revisar.

Respecto de la visita a Victoria Consuelo Valdés afirma que “es primera vez estamos en esta ciudad y la acogida que hemos tenido, el interés de sus autoridades y de los establecimientos educativos municipales, nos demuestra que el MIM es querido, es bienvenido y que es un aporte a la educación, a la entretención sana, familiar, ya que también ayuda a los profesores a que puedan explicar de forma más lúdica lo que son los principios básicos de la ciencia. Es muy difícil explicar qué es un prisma, o la refracción de la luz, entonces aquí lo hacemos de forma entretenida, lúdica, que incluso no se nota que estamos aprendiendo. Yo dijo que el MIM en sus exposiciones son como una chispa para encender un interés, pero la escuela y el entorno familiar es la llama, eso nunca lo vamos a suplir”.

Al consultarle por los principios que sostienen al MIM dijo, “uno aprende más haciendo que solamente viendo, o escuchando, que es lo que ocurre en el aula por lo general, en la educación formal, pero cuando los niños, niñas y estudiantes, meten las manos en algunos de estos módulos para vivir esta experiencia interactiva, lúdica, generamos asombro, generamos emociones, generamos interés, curiosidad. Este es el principio del MIM, generar esas oportunidades de aprendizaje de forma entretenida, lúdica, que no cueste aprender, acercar el conocimiento a esto, ésta es la consigna. Hasta ahora llevamos 18 años de vida y ha sido muy visitado en regiones, ya son casi 240 movimientos que hemos hecho por el país y casi dos millones de visitantes en nuestra experiencia. La itinerancia nació con el MIM; está en nuestro ADN”.

Respecto de la importancia del arte, la ciencia y la tecnología, señaló, que son claves; “están muy asociados, uno tiende a separarlos pero están muy unidos, los científicos son muy creativos y el artista tiene que saber de ciencia para sus materiales, el soporte, la composición, la geometría, en fin tantas cosas. Son fundamentales, un país que no tiene desarrollo científico, no va a salir adelante, nos van a sacar del desarrollo y nos van a superar otras naciones. De hecho estos museos de ciencia y tecnología, como el caso del MIM, nace de necesidades, de país que se han visto un poco atrasados en lo científico; por ejemplo los museos de Estados Unidos nacieron cuando los rusos lanzaron el Sputnik y ahí se dieron cuenta los americanos que estaban pobres en educación científica, entonces se dijeron: la forma más rápida de tratar de acelerar esto es a través de estos museos de ciencia y tecnología, que son herramientas con la que se avanza más rápido. A diferencia de las salas de clases, tenemos una ventaja tremenda, pero nos complementamos, pero no la sustituimos, siempre digo, el MIM es la chispa, pero la escuela es la llama”.

Concluyó añadiendo que ha sido una experiencia maravillosa, “una oportunidad de continuar con un compromiso presente con el servicio público, así que estoy enormemente agradecida de la designación que hizo la Primera Dama de mi persona, ahora me estoy repitiendo el plato, yo ya fui director en el primer período del presidente Piñera y ahora me pidieron que retomara, lo mismo me hace doblar los esfuerzos para responder a esta responsabilidad. Hacer las cosas lo mejor posible dentro de los recursos humanos y profesionales y financieros”.